Regreso a Tenerife de Shelios 2001,

expedición eclipse total

 

Mañana miércoles, 27 de junio, a las 19h, el grupo llegará al Aeropuerto de

Los Rodeos, tras haber permanecido dos semanas en Zimbabwe

 

 

Después de dos semanas de expedición por Zimbabwe, Shelios 2001 llega a Tenerife. Los problemas fronterizos sufridos el primer día no han sido impedimento para que el objetivo de la expedición, observación del eclipse total de Sol, se cumpliera perfectamente. Con dos días de antelación (la noche del 19), se llegó al enclave de observación, Mkanga, al este del Parque Nacional de Mana Pools, por lo que se pudo dedicar todo el día 20 para realizar una serie de pruebas de calibración de los telescopios e instrumentos. El día 21 amaneció completamente despejado, presagiando un eclipse tranquilo. Pero, al igual que sucedió con la expedición Shelios 99 en Turquía, a media mañana las nubes hicieron acto de presencia. Más de 15.000 km recorridos para que una simple nube pueda ocultar el Sol. Finalmente, una hora antes del comienzo de la parcialidad, el cielo se despejó, desapareciendo las nubes de forma paulatina. "El espectáculo que se pudo contemplar durante el eclipse no defraudó a ninguno de los componentes del grupo. La magia de África, junto a la grandiosidad de la totalidad, enmudecieron a la bulliciosa selva", comentaba M. Serra-Ricart, responsable de la expedición, pocos minutos después del evento. Tres maravillosos pero infinitamente cortos minutos permitieron presenciar una corona muy simétrica y una cromosfera con estructuras claramente visibles.

Los experimentos funcionaron perfectamente, a pesar de que uno de los telescopios, el menos importante, falló cinco minutos antes de la totalidad. La caída de la luz, sorprendente, fue mucho más apreciable que en Turquía, empezándose a apreciar media hora antes de la totalidad. Es el tercer eclipse para dos de los miembros de la expedición, Miquel Serra-Ricart y Gotzon Cañada. Sin embargo, ya se está planificando la siguiente cita obligada: el eclipse total de Sol en África en diciembre de 2002.

 

Medida de la deflexión de la luz de las estrellas durante un eclipse

"El experimento relativista ha funcionado perfectamente, incluso mejor de lo que esperábamos. Las tres componentes, telescopio, cámara CCD para obtener las imágenes y PC con el programa de observación, han respondido", informa el Dr. Alejandro Oscoz, Responsable Área de Ciencia. "Gracias a ello –añade-, hemos podido conseguir numerosas imágenes de parte de la corona solar y sus alrededores, en las que disponemos de varias estrellas. El trabajo duro será ahora en Tenerife, donde analizaremos los datos".

1/2

 

Medida de la irradiancia solar en el visible y en el ultravioleta durante

el eclipse total de Sol.

"Realizamos medidas durante todo el día 20 y el 21 de junio, ya que son necesarias para calibrar las observaciones realizadas durante el eclipse", explica la Dra. Mercedes Prieto, Responsable del Experimento de Irradiancia Solar. "Los sensores visible y ultravioleta –señala- se colocaron a una altura del suelo de aproximadamente 0,5 m y orientadas N-S en un lugar despejado, salvo unos 15 grados de horizonte ocupados por vegetación. Desgraciadamente, las medidas del día 20 no se pudieron aprovechar por fallos técnicos y de software. El día 21 por la mañana, hubo intervalos de tiempo con el cielo ligeramente cubierto por nubes, lo que afectó a la señal recibida. Sin embargo, a partir del mediodía, las condiciones atmosféricas fueron perfectas: ausencia de viento, buena transparencia atmosférica y condiciones fotométricas (casi ausencia de ruido en la señal recibida). Se pudo observar durante las diferentes fases del eclipse las dos parcialidades y la totalidad. Las medidas realizadas fuera del eclipse cubren un rango de masas de aire suficientemente grande como para poder calibrar los datos a pesar de las interrupciones".

Más información en:

http://www.shelios.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2/2